Solvencia II requiere más que un Excel

El sector de las aseguradoras vive un periodo de readaptación y mejora desde la redacción y aprobación de la Directriz Solvencia II. En términos generales, esta nueva orden establece las bases sobre las que se debe construir el modelo de riesgo de negocio, activos e inversiones propias y la transparencia en la gestión de datos.

Esta directriz recoge unos criterios de riesgo armonizado en toda Europa para el sector asegurador, de forma que busquen beneficiar tanto a asegurado como a asegurador. Por un lado impulsando la transparencia y calidad de métodos y datos de todas las compañías, y por el otro ofreciendo unos servicios más personalizados y pertinentes para los clientes. Para todo ello, resulta esencial la correcta introducción, interacción y modificación de los datos necesarios para tomar las decisiones de negocio. Y os preguntaréis,

¿Qué tiene que ver un Excel con una directriz que aplica sobre el riesgo del sector asegurador?”

Hoy en día, las hojas de datos como el Excel son parte activa de la forma de organizar muchos procesos en las empresas. El sector asegurador no iba a ser diferente, y por tanto hay muchas aseguradoras que utilizan este sistema para la gestión de sus datos o para una parte de su proceso. Sin duda es una buena herramienta para según qué procesos o volumen de datos, pero no confundamos lo que debe ser una forma de adaptar los datos con el canal de introducción y modelado de estos. Ciertamente, las hojas de datos son aplicaciones muy potentes, pero con la directriz solvencia 2 ha llegado un punto en que se antoja imposible de gestionar, sobre todo por las exigencias de trazabilidad y fidelidad de los datos.

Hoy en día, las aseguradoras introducen datos nuevos o modifican existentes a través de muchos canales como un call center clásico, un formulario web, un sistema de gestión de datos antiguo, de empresas o fuentes externas… Todo ello implica, irremediablemente, una falta de armonización en el procesado de datos que para volúmenes como los que mueven este tipo de empresas se antoja imposible de modelar.

Solvencia II se aplicará (si no hay más demoras) entre 2014 y 2017 para todo el sector asegurador europeo, y las auditorías de datos, riesgos y procesos serán las bases de su aplicación”

Desde esta premisa, cualquier operación o información de cliente deberá estar completa y ser pertinente y explicable. Para ello será imprescindible una correcta introducción y modelaje de datos, así como la completa trazabilidad de estos desde su fase de captación hasta el informe final. Todo ello se puede volcar a un Excel, sí, pero una herramienta de gestión de datos potente y eficiente parece que va a ser, para pequeñas o grandes aseguradoras, la clave que les permita descansar sabiendo que tienen control total sobre su información en todo momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy this password:

* Type or paste password here: